martes, 16 de junio de 2009

Gracias blogeros


Con el tiempo que paso leyendo -y algunas veces intentando entender- los blogs, sus comentarios y contra comentarios, apenas tengo tiempo para escribir algo nuevo. Bueno, a decir verdad, es que hay veces que esa actividad resulta más interesante que escribir. Además, me permitís pasear por Madrid, visitar la Feria del Libro, adentrarme en el mundo de los sin techo o hacer un recorrido turístico en un autobús de dos pisos -por cierto que las Navidades del 2007-2008 hicimos, cual turistas alemanes, dicho recorrido con los niños y resultó de lo más interesante. También me permitís recorrer Santander o el Camino de Santiago, e incluso participar en los quehaceres domésticos aunque estos impliquen la pérdida de la cristalería o se encuentren cercanos a la amputación.
Entre tanto, yo sigo aquí con mi bicicleta, que aunque no desnudo, disfruto igualmente.
No juego al Rugby, simplemente hago running, footing o como decíamos antes corro. Lo hago vestido, pues aunque pueda encontrar los beneficios o placeres del nudismo a la hora de tomar el sol o bañarte, no así a la hora de jugar a las palas o pedalear

3 comentarios:

John Keating dijo...

¿Cómo que gracias bloggeros? Gracias a tí... que eres el que nos lees...Eres la terapía moderna, la vacuna del siglo XXI, el antibiótico de los desamparados...A mí me parece que el ataque de ego generalizado que tenemos, hace que las páginas que se publican sean más que las leídas...Ni los propios que escriben a veces se leen a sí mismos.. ¿Qué por qué? Porque si lo hicieran no volverían a escribir... Mil gracias por estar ahí.

John

Álvaro Santos dijo...

Psché, bueno, de nada...
Por cierto, ahora que leo eso del Camino de Santiago... Necesito una buena foto del Camino o de la ciudad para Mi Agenda (ya sabes, esas cositas tan lindas que hago con mi trabajo y vuestras fotos). ¿Quién me puede pasar algo bueno, al menos tan bueno como tus fotos (en Mi Agenda, Jorge Óscar) o las de Paloma (Marcela Bobo). Las mías (Manuel Iglesias) son bastante peores...
Gracias...
Alv

Angel Santos dijo...

Como dice Keating, creo que es más importante leer que escribir. Leer es un acto generoso, con uno mismo por aprender y saciar la curiosidad y las ganas de aprender, y con los que escriben que encuentran su función y cumplen su finalidad de esa manera. Escribir es compartir tus ideas pero también tiene un componente egoísta, centrado en uno mismo.
En cualquier cosa me reconforta que leas lo poco que últimamente escribo.
Un abrazo