martes, 16 de junio de 2009

Gracias blogeros


Con el tiempo que paso leyendo -y algunas veces intentando entender- los blogs, sus comentarios y contra comentarios, apenas tengo tiempo para escribir algo nuevo. Bueno, a decir verdad, es que hay veces que esa actividad resulta más interesante que escribir. Además, me permitís pasear por Madrid, visitar la Feria del Libro, adentrarme en el mundo de los sin techo o hacer un recorrido turístico en un autobús de dos pisos -por cierto que las Navidades del 2007-2008 hicimos, cual turistas alemanes, dicho recorrido con los niños y resultó de lo más interesante. También me permitís recorrer Santander o el Camino de Santiago, e incluso participar en los quehaceres domésticos aunque estos impliquen la pérdida de la cristalería o se encuentren cercanos a la amputación.
Entre tanto, yo sigo aquí con mi bicicleta, que aunque no desnudo, disfruto igualmente.
No juego al Rugby, simplemente hago running, footing o como decíamos antes corro. Lo hago vestido, pues aunque pueda encontrar los beneficios o placeres del nudismo a la hora de tomar el sol o bañarte, no así a la hora de jugar a las palas o pedalear